DURMIENDO PARA DESPERTAR

En Occidente no cultivamos el espíritu, nos limitamos a imitar algunas actividades orientales: yoga, mantras, respiración que, sin embargo, no forman parte de nuestra cultura. La parte espiritual no se trata y la religión ha sido un obstáculo más que una ayuda para su desarrollo. La verdad es que hacemos indigestión de materia. Con un “poco más de noche” quizás podríamos redescubrir intuiciones, posibilidades y percepciones para luego trasladarlas a la vida cotidiana. Porque es cierto, como dije hace mucho tiempo, provocando una sensación y reacciones de diversa índole, que para despertar es necesario dormir.
Según dos investigadores famosos, Stuart Hameroff y Roger Penrose, la conciencia existe no solo como un mecanismo psicológico, sino como información contenida en vibraciones dentro de ciertas partes de las neuronas, los microtúbulos. Estas vibraciones son las de los “cuantos”, la unidad básica de la física cuántica, que consta de ondas y partículas. Los estudios han demostrado que cuando los microtúbulos dejan de funcionar porque una persona muere, la información que contienen no se puede perder. Para algunos, aquí residiría lo que durante siglos se ha llamado “alma”.
Siempre hemos estado acostumbrados a temer a las criaturas o sucesos aterradores, o lo que es diferente, extraño y muchas veces sin darnos cuenta de que el miedo limita nuestra libertad, pero evita enfrentarnos a lo desconocido. En este caso, el signo no somos nosotros y nuestros potenciales, sino, como dice Osho: “La meditación no es más que un regreso a casa, simplemente descansar un poco dentro del propio ser”. Hermoso Sería encontrarse cerca de su casa, en su casa, atraído por un intento de imaginar una experiencia astral … ¡Podríamos descubrir costuras de nosotros mismos que no conocemos!
El desapego no significa frialdad o poco interés. La falta de esta cualidad, debido a que es una cualidad, puede dificultar seriamente y crear desequilibrios energéticos justo en el Chakra del corazón. El desapego es esencialmente el centro del propio Ser y para ello siempre es necesario permanecer desapegado de todos y de todo. Cuando estamos demasiado involucrados en situaciones, somos incapaces de observar objetivamente la realidad que nos rodea y ni siquiera somos capaces de equilibrar nuestras emociones y pensamientos. Un sano desapego de las cosas nos lleva a estar en armonía con nosotros mismos y con todo lo que existe y vibra a nuestro alrededor y dentro de nosotros, permitiéndonos ejercitar ese amor verdaderamente incondicional, tan difícil de sentir.

1 Comment (+add yours?)

  1. Trackback: DURMIENDO PARA DESPERTAR | Si quieres conocerme, mírame a los ojos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: