THE DREAM

We bring our world into being thanks to the power of the Dream. It is not necessary to be aware of it, but we are all bringing the world into being through the dream. What we are engaged in is not the night dreams we are familiar with, but the conscious dream we create when our eyes are open. When we are not aware that we share the power to co-create with the Universe itself, this power slips from our hands and our dreams can turn into nightmares. We fear change, which is the very essence of existence along with movement, and we fear what comes into our life because we believe we are unable to influence or change it. It is the events that seem to control and trap us. The only way out of this frightening reality is to awaken to the fact that this too is a dream, and recognize our ability to rewrite a better story, one in which it is the Source, the Life Force that animates us, or the Universe itself that can ‘work’ with us to manifest our reality. When we awaken to the power of the dream, we begin to exercise the muscles of courage. Courage is a virtue that enables us to face our fears to overcome them and like all virtues it must be exercised. Then we can become fearless in our dream: letting go of our limiting beliefs and pushing our fears away. We can begin to create a truly original Dream that originates in our soul, our true intent, to serve the Divine within us during our walking experience on this earth. And we can manifest the dream of our soul which bears fruit in our life.

VIAJE ASTRAL

Existe un término genérico que técnicamente se llama O.B.E. (“Experiencia fuera del cuerpo”, “Experiencia fuera del cuerpo”). Es un fenómeno complejo que muchas veces se confunde con las características naturales del sueño y el despertar inmediato, como las que se experimentan como rigidez, que, como decía en un post anterior, forma parte de la etapa normal del sueño R.E.M. (aquel en el que sueñas) en el que interviene una parálisis del cuerpo físico para impedir los movimientos que llevaría a realizar la fantasía onírica. En algunos casos, esta “parálisis” se prolonga por un corto tiempo en el despertar inmediato y el sujeto puede asustarse o pensar en algún fenómeno en particular. Por lo que no hablaría de escisión o viaje fuera del cuerpo, si el fenómeno debe referirse solo a estas sensaciones, sino que puede ser con otras modalidades y manifestaciones físicas que suelen referirse a una fuerte expansión con un desagüe muchas veces localizado a nivel de la cabeza a la que sigue la visión de nuestro cuerpo físico y una panorámica del entorno visto desde arriba. También puede tener la sensación de soñar y, por lo tanto, podría ser comparable a un “sueño lúcido” del cual es prácticamente indistinguible, a menos que pueda tener una prueba objetiva al visualizar objetos que son imposibles de observar en la posición acostada y posteriormente encontrados como ” Reconocido “. Por ejemplo, algunos papeles o un libro se abren en una determinada página colocados en un armario que no se ve desde abajo.
Siempre asociado al estado "Fase" hay una serie de fenómenos como:

- parálisis del sueño
- falso despertar
- abducción alienigena
- experiencias cercanas a la muerte (a veces)

¿Qué se puede hacer?
Hay varias posibilidades que ofrece la Fase, a saber:

-obtener información
-desarrollar curación o rehabilitación
-desarrollar nuevas ideas creativas
- entrenar actuaciones deportivas
- viajar a través del tiempo y el espacio
- conocer personas como personas fallecidas o celebridades del pasado y del presente
-satisface tus deseos con entretenimientos de todo tipo.
Por lo que entiendo, la predisposición a la duplicación se deriva de una sensibilidad particular del individuo que tiene sus propios cuerpos anímicos estructurados con mayor elasticidad que en otras personas, fragilidad emocional que momentáneamente “desequilibra” las barreras normales de estos cuerpos anímicos. El fenómeno puede no estar completamente controlado y también producir situaciones desagradables de tensión y miedo.
Consideramos que, según la tradición esotérica, el Cuerpo Etérico es el segundo en orden ascendente de los cuatro cuerpos humanos (físico, etérico, astral, mental), que son nuestra alma y constituyen los vehículos para la expresión del espíritu ‘. Etérico no es propiamente un vehículo separado de conciencia, como otros pueden ser considerados, ni tiene su propio plano de existencia separado, ya que es parte del vehículo físico y del plano físico, pero con una densidad material organizada extremadamente sutil. no en átomos, sino en partículas subatómicas (esto lo demuestran los fenómenos de ectoplasma que he presenciado y de los que puedo dar fe de la autenticidad). centros de fuerza también llamados “chacra”. Tiene dos funciones principales: en primer lugar el de absorber el “prana” o “vitalidad” y distribuirlo en todas las partes del cuerpo físico; en segundo lugar, el de servir de intermediario o puente entre el cuerpo físico y el cuerpo astral, es un desprendimiento de este cuerpo del físico, y su naturaleza, extremadamente maleable al pensamiento, puede llevarlo a lugares incluso muy distantes del izquierdo. El individuo permanece consciente y alerta en este “viaje”, que no debe confundirse con el viaje astral, como dije, porque, a diferencia de este último, permanece en el plano físico y, si su energía etérica lo permite, también puede hacerse a sí mismo. visible e interactuar con el entorno, por lo que también hablamos de “bilocación”.
Aunque se diga lo contrario, estoy convencido de que, en estos fenómenos, no hay peligro salvo, como es habitual, el derivado de nuestros miedos que se amplifican por el estado “astral” en el que nos encontramos o de nuestra fantasía de que, juntos con la sugestión tergiversa la realidad, razón por la cual el verdadero fenómeno de la duplicación es muy raro y difícil de determinar objetivamente.

%d bloggers like this: